Cuáles son los modelos de logística de distribución más usados y cómo elegir el más adecuado para mi empresa

En este post te vamos a dar las claves para saber qué modelo será el que transforme tu logística de distribución y sea el centro de tu éxito.

 

Para qué se utiliza el modelo logístico

Los modelos logísticos, de almacenamiento, reparto y distribución, son el ADN de las empresas cargadoras y definen la estrategia con la que se enfrentan a un mercado altamente competitivo y agresivo en el que lo que cuenta es ser flexibles, eficientes, rápidos y ser capaces de ofrecer una experiencia omnicanalidad desde la intralogística hasta la entrega, donde la trazabilidad y visibilidad de extremo a extremo, juegan un papel crucial.

El modelo logístico, dependiendo del que elija cada compañía, determinará su propuesta de valor al mercado e irá íntimamente ligado con su tipología de negocio, por lo que debe ir inherente a su propia actividad y operativa.

Existen distintos tipos de modelos de distribución logística o modelos logísticos, algunos de ellos los expondremos en este post y otros están naciendo de forma disruptiva a cada segundo que pasas leyéndolo.

 

¿Cuáles son los modelos de distribución logística más utilizados?

Cuando hablamos de procesos de distribución en logística, nos referimos al tipo de infraestructura que crea una entidad para lograr llevar su producto al mercado. Todos estos modelos y su buena aplicación, pueden ser la clave para hacer de nuestra logística la joya para garantizar el éxito.

 

Modelo de distribución centralizada

Este modelo de distribución, confía en el transporte para optimizar sus tránsitos y sus costes. La mejora en los tiempos de entrega y la agilidad de respuesta del transporte ha ido facilitando la presencia de estos modelos.

Por lo tanto, en este caso es el transportista quien ha de asegurarse de contar con una red de distribución amplia para llegar a todos los puntos de entrega.

 

Modelo descentralizado

Este modelo se basa en garantizar la disponibilidad de múltiples almacenes descentralizados y situados más cerca de los clientes. La mercancía que ya ha sido fabricada pasa desde el almacén original (o desde el final del proceso de fabricación) a diversos almacenes de proximidad o delegaciones.

El mayor inconveniente de este modelo el alto coste que supone disponer de todas estas infraestructuras. Este proceso es utilizado con frecuencia con multinacionales, cuya logística sería impensable con un único almacén central.

 

Modelo cross-docking

Este modelo podemos definirlo casi igual que un modelo descentralizado, pero con una particularidad, y es que la mercancía no llega a almacenarse. Esto es así porque el cross-docking se basa en que la reexpedición de la mercancía no está más de 24h en el almacén, desde la llegada de la mercancía a la plataforma.

Este modelo logra aumentar la eficiencia del suelo logístico gracias a su ágil tránsito de mercancías.

 

Modelo de consolidación

Este consiste en reunir en el centro de consolidación la mercancía de distintos proveedores para, desde allí, realizar los envíos hacia los distintos clientes.

El modelo tiene como objetivo ser capaces de utilizar vehículos más grandes, para optimizar los tránsitos y sus costes.

 

 

Cómo elegir el modelo logístico adecuado

Debemos enfocar nuestra valoración alrededor de 4 factores para lograr el modelo a la medida de nuestras necesidades logísticas.

Distancia de nuestra distribución

Las multinacionales son el ejemplo arquetípico de compañías en las que es difícil contar con un único almacén. Por eso necesitan otras formas de organización y distribución para cubrir el territorio de varios países y continentes.

 

Tipo de vehículo

En base a los productos que distribuyamos, debemos elegir los vehículos. La consolidación enfocada a completar viajes de tráiler, por ejemplo, tendrá más fácil la distribución con vista a grandes superficies.

 

Márgenes, tipos de mercancía y estrategia logística

Saber si el acento de nuestra logística está más en la optimización de costes o en la rapidez de respuesta, condicionará nuestra decisión.

 

Nivel de servicios

Si la empresa trabaja con periodos muy cortos de entrega, el modelo cross-docking suele ser el más indicado. Mientras que las empresas que buscan el ahorro de costes, usan la consolidación.

 

En definitiva, será esencial elegir el modelo o modelos de distribución adecuados si nuestro objetivo es lograr una logística eficiente, basada en nuestro tipo de negocio.

Hasta aquí el post de hoy, si estás interesado en conocer más sobre temas logísticos no te pierdas el resto de post de nuestro blog de logística.