¿Cuáles son las tecnologías que revolucionarán la logística en 2021?

Ahora más que nunca conocer las últimas innovaciones tecnológicas es un imperativo para todas aquellas empresas y negocios que deseen destacar y seguir creciendo. Conocerlas, pero también es vital saber cuáles son sus beneficios y en qué pueden hacer evolucionar los servicios logísticos y mejorar los propios procesos de la empresa.

Por eso hoy traemos las siete revoluciones tecnológicas de mayor importancia en el sector logístico para el próximo año.

5G, conectividad total entre usuarios y plataformas

El 5G se concibe como la gran revolución de la conectividad a través de redes de telefonía, gracias al gran alcance de las redes y el aumento de la velocidad de las conexiones.

Con un gran potencial para optimizar todo tipo de comunicaciones, el 5G es la clave que vertebra todo tipo de innovaciones tecnológicas: Internet of Things, vehículos autónomos, almacenes inteligentes, etc.  El 5G ofrece, no solo una alta velocidad de interconexión, sino también una mayor seguridad y alcance entre usuarios.

Esta tecnología es capaz de admitir más de 1.000 dispositivos a una velocidad de hasta 10 gigabits por segundo, convirtiéndose en un factor esencial para la recogida y el procesamiento de datos mediante Big Data e Inteligencia Artificial.

Big Data, almacenamiento y procesamiento de datos masivos

El Big Data está revolucionando la industria a nivel mundial, una potencia tecnológica en continua evolución. Sin embargo, las ventajas de este sistema de procesamiento de datos han cambiado la forma en la que empresas de todo el planeta consiguen mejorar sus resultados.

Con Big Data nos referimos a un conjunto de datos, o combinaciones de los mismos que, por su volumen, variabilidad y velocidad de crecimiento son extremadamente difíciles de gestionar, procesar y analizar a través de herramientas convencionales.

En un panorama tecnológico de hiperconectividad, tener la capacidad de analizar todos los datos que se crean a lo largo del proceso logístico, es imprescindible para la optimización de procesos, reducción de costes y crecimiento del negocio. De nada sirve contar con una conexión de alta cobertura que conecte dispositivos de todo tipo, objetos, personas y procesos, sin un sistema capaz extraer valor a toda esa información gracias al Big Data.

Internet of Things: gestión de almacenes y última milla

Desde hace años, vivimos utilizando el llamado “Internet de las cosas” en multitud de aplicaciones del día a día. El IoT (Internet of Things) consiste en la interconexión de objetos y personas. Esto nos ha ofrecido una gran cantidad de datos gracias a la identificación de todo tipo de productos y objetos, aplicable a infinidad de procesos en casi todos los sectores existentes.

En logística, con el “IoT”, encontramos la posibilidad de que cada “cosa” proporcione información exacta de su localización en tiempo real dentro de la cadena de suministro, además de generar datos en cuanto al nivel de calidad.

Las grandes corporaciones logísticas aplican este sistema de conexiones para optimizar y automatizar sus almacenes, así como controlar del primer al último paso de reparto y entregas en la última milla.

Visión artificial (Computer Vision): control de calidad, análisis y soluciones de robótica

La Visión artificial es aquella tecnología que permite a los sistemas informáticos analizar imágenes y obtener, así como generar información a partir de ello. La gran ventaja de la Visión Artificial reside en la robotización de procesos tradicionalmente manuales, con grandes costes económicos y en tiempos.

La “Computer Vision” delega estas tareas en sistemas capaces de analizar, descubrir errores y almacenar información de objetos, materiales y productos acabados a una velocidad y detalle que un ser humano no sería capaz de igualar. Esta tecnología, se nutre del “Internet of Things” y la hiperconectividad del 5G para conseguir un flujo de datos imprescindible para las empresas.

Inteligencia artificial y algoritmos de aprendizaje inteligente

La aplicación de la AI y de algoritmos de aprendizaje autónomo e inteligente en logística es ya una realidad. Sin embargo, estas tecnologías en constante evolución marcarán la diferencia entre aquellas empresas tecnológicas que las implanten en sus procesos.

El llamado Machine Learning está transformando por completo los procesos más básicos y fundamentales en logística. La optimización de las rutas, por ejemplo, tiene un gran impacto en el resto de procesos de última milla. Desde la satisfacción del propio cliente al reducir enormemente los tiempos de entrega, hasta la propia empresa con una reducción de costes, tiempos y emisiones de los vehículos.

Cuando hablamos de inteligencia artificial y algoritmos, hablamos de una tecnología en constante aprendizaje. La propia naturaleza de estas herramientas implica una evolución continua, reescribiendo sus propios procesos para conseguir agilizar, optimizar y mejorar cada procedimiento en el que se aplica.

Tecnología Blockchain aplicada a la cadena de información en logística

¿Qué es la tecnología Blockchain? Es aquella tecnología llamada “de bloques” que está cambiando sectores tan importantes como la banca electrónica. En resumen, la tecnología blockchain es aquella que elimina intermediarios dentro de procesos digitales, descentralizando la gestión y dando el control a los usuarios.

Mediante la tecnología de blockchain, el control de cada proceso recae en los distintos usuarios que forman parte de éste, con registros enlazados y cifrados para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones.

En logística, permite que los intermediarios de la cadena de repartos y entregas puedan operar de forma global, así como intercambiar información manteniendo un historial inalterable.

La tecnología de bloques es perfecta para empresas que necesiten almacenar información ordenada en el tiempo, invariable y de alta confianza para sus propios procesos internos o para compartir con terceros o clientes.

Transportes y vehículos autónomos

A día de hoy el reparto mediante vehículos autónomos es una realidad gracias a complejos sistemas de conducción mediante inteligencia artificial. Aunque en la actualidad se trata aún de pequeños vehículos que transportan paquetes y entregas de tamaños reducidos en entornos urbano, esto es solo el comienzo.

Conocemos los drones y los robots autónomos cuyos sistemas inteligentes recrean tareas que hasta ahora sólo los humanos podían llevar a cabo, ganando en eficiencia y en tiempos, puesto que, entre otros, evitan los retrasos del tráfico, eluden errores humanos y son gestionados por algoritmos con aprendizaje constante.

 

Descubre Pelikane